Práctica

La formación práctica

La formación práctica consiste en una formación básica y recorridos de capacitación (zonas de maniobras y exámenes). La formación básica debe estar superada antes de comenzar con los juegos de entrenamiento especial.

Flota

Para tu aprendizaje hemos elegido el modelo Mini Countryman como vehículo para las clases prácticas. Para más información y fotos de nuestros vehículos puedes entrar en la categoría de la flota.

Control en tu nivel de aprendizaje

Llevamos un registro del desarrollo de tu formación, que puedes visitar siempre que quieras en la página web.

¿Cómo es el examen práctico?

Según se recoge en el Reglamento General de Conductores RD 818/2011: 4. Prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general.

1. Los aspirantes deberán efectuar obligatoriamente, con toda seguridad y con las precauciones necesarias, las operaciones siguientes:

  1. Comprobaciones previas. Entre otros, el aspirante deberá verificar los diversos sistemas de seguridad y elementos técnicos del vehículo así como la documentación del mismo.
  2. Posición del conductor, regulación del asiento y los retrovisores y utilización del cinturón de seguridad.
  3. Puesta en marcha del motor y arranque y desbloqueo de la dirección.
  4. Progresión normal. Posición en la calzada y utilización del carril adecuado. Conducción en curva. Distancias de seguridad o separación. Velocidad adaptada al tráfico/vía y relación de marchas conveniente. Observación ante las distintas situaciones del tráfico. Cruce de túneles y pasos inferiores. Conducción económica y no perjudicial para el medio ambiente.
  5. Maniobras: Observación del tráfico, señalización y ejecución de las maniobras. Incorporaciones. Desplazamientos laterales. Adelantamientos. Comportamiento en intersecciones. Cambios de sentido. Paradas y estacionamientos.
  6. Abandonar el lugar de estacionamiento; arrancar después de una parada del tráfico; salir al tráfico desde una vía sin circulación.
  7. Cambios de dirección: girar a la izquierda y a la derecha; cambiar de carril.
  8. Entrar y salir de una autopista (caso de existir): incorporación desde el carril de aceleración; salir por el carril de deceleración.
  9. Otros componentes viales (caso de existir): glorietas, pasos ferroviarios a nivel, paradas de tranvía o autobús, pasos de peatones, conducción cuesta arriba o cuesta abajo en pendientes prolongadas.
  10. Tomar las precauciones necesarias al abandonar el vehículo.
  11. Obediencia de señales.
  12. Utilización de los sistemas de alumbrado y señalización óptica.
  13. Manejo del vehículo y sus mandos.

 

Cada fallo cometido durante la prueba práctica quedará reflejado en el informe oficial que será entregado, tanto en no apto como en apto, al profesor. Las faltas serán recogidas según la siguiente descripción:

2. Prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general. En la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general se considerará que una falta es eliminatoria (E), deficiente (D) o leve (L), cuando concurran las circunstancias que se indican a continuación:

  1. Falta eliminatoria es todo comportamiento o incumplimiento de las normas que suponga un peligro para la integridad o seguridad propia o de los demás usuarios de la vía, así como, en general, el incumplimiento de las señales reguladoras de la circulación que esté tipificado como infracción grave o muy grave conforme a lo dispuesto en el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.
  2. Falta deficiente es todo comportamiento o incumplimiento de las normas que obstaculice, impidiendo o dificultando notablemente la circulación de otros usuarios, la que afecte ostensiblemente a las distancias de seguridad, así como el incumplimiento de señales reguladoras de la circulación que no constituya falta eliminatoria.
  3. Falta leve es todo comportamiento o incumplimiento de normas reglamentarias cuando no constituya falta eliminatoria o deficiente, así como el manejo incorrecto de los mandos del vehículo, sin perjuicio de que este hecho pueda ser valorado como falta de mayor gravedad, en función de las circunstancias concurrentes en cada caso.

 

En la prueba de control de aptitudes y comportamientos en circulación en vías abiertas al tráfico general, será declarado no apto todo aspirante que cometa una falta eliminatoria, o bien dos faltas deficientes, o bien una falta deficiente y cinco faltas leves, o bien diez faltas leves.

Para el día del exámen ...

Tómate el día de la prueba libre. Ven al lugar fijado o a la autoescuela con suficiente antelación, y no tomes sedantes o similares. Imagínate la prueba como una clase de conducción normal, ordinaria, ya que la única diferencia es que el funcionario/examinador te indica la ruta a seguir en vez de tu profesor habitual.

Los primeros minutos son los más difíciles, así que tómate tu tiempo para ajustar los espejos y el asiento. No te apresures antes de empezar con el recorrido. Mantén la calma. También es bueno que parezcas tranquilo para dar una buena impresión.

Antes de la prueba, el examinador te explicará el proceso que se va a seguir y puede que durante la prueba te ofrezca ayuda. Tenlo en cuenta y no creas que te quiere poner una trampa. Si no entiendes alguna de las explicaciones que te dé el examinador, pregúntale, aunque lo normal es que no tengas duda de lo que te está pidiendo.

El enfoque y el desarrollo de la prueba deben ser igual a la enseñanza que has recibido. No debes conducir de manera diferente en el examen, sólo como de costumbre.

Sería bueno que no le digas a todo el mundo que te vas a examinar, ya que ésto te puede generar más presión por las expectativas de los demás sobre el examen. Sólo coméntales que ya te examinaste una vez que hayas aprobado.

No hagas caso a los comentarios negativos que te pueden hacer sobre el examen. La verdad dista mucho de lo que te puedan contar personas que no aprobaron y culpan al examinador, cuando lo mejor sería mirar a sus propios fallos.

El examinador no espera que seas un "profesional" al volante. Él sabe que esta situación genera nerviosismo y estrés en el aspirante.

Si no ha superado el exámen ...

Acepta el resultado. No busque culpables, todo el mundo comete errores. El examinador te dirá tus faltas o más. En cualquier caso hablará contigo sobre la prueba y también te animará para la próxima vez. Discutir o argumentar con el examinador no es una buena opción. Podrías tenerlo en el siguiente examen. Tu profesor te explicará los avances y te notificará la fecha de tu próximo examen.